miércoles, mayo 31, 2006

Les pido que, por favor, se remitan a este link.

James Blunt fue vetado de una emisora de radio tras una avalancha de quejas. La audiencia, agobiada de escuchar "You're Beautiful", pidió un descanso.

Ahora bien, hay varias cosas para decir al respecto:

1) ¡POR FIN, MALDITA SEA, ALGUIEN ENTRA EN RAZÓN! La sobre-exposición a la voz gangosa de este personaje, a sus letras pendejas y a toda esa melosería puede causar desórdenes digestivos. Escuchar a James Blunt es como someterse por un mes a una dieta de hamburguesas McDonalds cubiertas en chocolate y rebozadas en azúcar pulverizada.

2) Teniendo en cuenta que Mr. Blunt fue parte del ejército, ¿es descabellado considerar que todo esto es una estrategia de las Fuerzas Armadas, no muy distante del Yvan Eth Nioj? (NOTA: Si no sabe qué rayos es Yvan Eth Nioj, usted lleva 30 años viviendo en un bunker subterráneo y necesita ver Los Simpsons urgentemente... ¡Por Dios! ¡La vida universitaria se basa en conversaciones sobre sexo y sobre Los Simpson!)

3) Finalmente, la democracia ha encontrado una utilidad. Si La Voz del Pueblo logró vetar a este fenómeno pop (fenómeno tipo "Hombre Elefante"), una parte de mí guarda la esperanza de ERRADICAR DE UNA BUENA VEZ POR TODAS A:

Shakira, Juanes, Andrés Cepeda, Cabas, Fonseca, Fanny Lu, Maia, Ilona, The Black-Eyed Peas, Pink, Ashlee Simpson, Good Charlotte, Simple Plan, Hillary Duff, el mono de Sweet, Félix de Bedout, "La Gata" Enilce, el Padre Chucho y cualquier chino que haya salido en una propaganda de refresco soluble en agua... ¡SOLO NECESITAMOS LA UNIÓN PARA SER FUERTES!

4) De la misma forma que se han vetado artistas, ¿podremos vetar emisoras? La Mega es la primera en mi lista. Gracias a Alejandro Villalobos, el John Peel de la música que "pega", hemos tenido que sufrir Poligamias, Maias, Fanilús, Ilonas, Fonsecas, Mauriciospalodiaguas, Losdeadentros y cuanta canción haya despelucado mocosas en Compostela o haya interpretado cualquier cantante solista de cafetín.

Échenle cabeza...

VINCIT!

Rev. J. Koshkat

Archives