miércoles, diciembre 13, 2006

Intentaron por el miedo y solo pude reir.
Intentaron por la compasión y escupí en sus caras.
Me tentaron. Acepté la oferta pero nunca dí nada a cambio.

No puedo morir.
Al menos, no mientras sienta esta sed implacable,
infinita,
exquisita.
La sed de los ángeles caídos.

La Guerra y la Lujuria son los dos filos de nuestra naturaleza humana.
Pero las guerras modernas se libran sin honor
y la lujuria está diluída en la sangre acuosa de la redención.

Dos premisas, dos invitaciones:
Guerra contra la Realidad
Lujuria por la Vida misma.

¿Quién quiere y quién puede?

martes, diciembre 12, 2006

Uno de los spots de MTV más interesantes que he visto en años. Cualquier parecido con el dueño de este blog es pura coincidencia. Y si no te gusta Simón, puedes jalarme mi gallina.

lunes, diciembre 11, 2006

Uno no se baña dos veces en el mismo río. Porque todo fluye.

El placer de borrar algunos posts es indescriptible. Puede entenderse como si me arrepintiera de lo que escribí, pero no es el caso.

Simplemente no soy la misma persona que se permitió escribir pendejadas.

Me alegra haber borrado el post anterior. No sé si me entiendan.

Archives